La Mantilla y la Semana Santa

person Publicado por: Grupo Trevenque Soluciones Web list En: Home En: comment Comentario: 0 favorite Golpear: 444
La Mantilla y la Semana Santa
El origen de la mantilla y su uso en Semana Santa

El origen de la mantilla en la Semana Santa

 

Aunque no se conoce el origen de la mantilla, muchos situan los inicios de esta prenda en la época de los Iberos. Pero fue bien entrado el siglo XIX cuando se popularizó sobre todo al vestir de luto y en las procesiones de Semana Santa, en procesiones de la pasión y muerte de Cristo, entre el Jueves Santo y el Viernes Santo.

Si bien fue la Reina Isabel II la que fue pionera en el uso de la mantilla y tocados en diversos actos sociales fuera de la Semana Santa, podemos decir que puso de moda el uso de la mantilla, su uso marcaba el estatus. Comenzó a lucirlas con tocados de pelo y las peinetas para mantillas.

Esta prenda se asocia, sobre todo, a la iglesia, era un símbolo de respeto al entrar en los templos. De ahí que hoy en día solo se asocia a la mantilla con cultos religiosos, en festejos, bodas, Semana Santa…

 

Como son las mantillas de hoy en día

Contamos con varios de tipos de mantillas, desde la típica mantilla rectangular o más conocida con la del velo de toalla, la mantilla rondeña, la mantilla de pico  que es una de las más elegantes y la que más veréis en las procesiones o la mantilla madroñera. 

Los encajes pueden ser variados, desde el fino Chantilly de encaje bordado en un fino tul, normalmente con dibujos de flores, aunque en algunos vemos lazos o guirnaldas.

La mantilla de blonda, la más usada en la Semana Santa, esta se realiza sobre tul y sus bordados suelen ser con hilo de seda, el cual crea un bonito efecto sobre el tul con ondas las cuales se las denomina punta de castañuela o el encaje de bolillo.

Las peinetas juegan un papel esencial a la hora de lucir la mantilla, pero…

¿Cómo llevar correctamente la mantilla?  

La mantilla tiene que ser de encaje negro, y el bordado de chiantilly. Se tiene que evitar algunos encajes como la de los lazos.

El recogido del pelo será un moño o recogido bajo, en el cual nos servirá de base en la que se irán colocando los peinecillos, ahí se asentará la peina donde se colocará la mantilla. La peineta es conveniente sujetarla con horquillas y un broche

El largo de la mantilla se debe adapta a cada persona, quedando la parte posterior dos dedos por debajo de la cadera y en la parte delantera su largo será a la altura de las manos. Muchas optan también por un largo a la rodilla justo al término de la falda.

¿Cómo debo vestir cuando voy de mantilla?

Ya hemos descubierto como llevar la mantilla, pero que debo llevar a la hora de ponerme  una mantilla. Empecemos por el vestido, el cual debe ser negro y muy sobrio, un estilo o corte discreto, recomendamos el modelo lápiz, con cuello redondeado y sin escote pronunciado. Los hombros deben estar cubiertos y la media manga sería lo ideal o la manga larga.

 Evita las medias con decoraciones, bordado, brillos o las medias muy muy tupidas. Las clásicas medias negras transparentes es la más recomendada.

El zapato de salón con tacón cuadrado de altura media es la mejor opción como calzado, sobre todo comodidad. Las procesiones se pueden alargar más de la cuenta, un mal calzado puede arruinar el recorrido.

Complementos como los pendientes son bien venidos, unos pendientes alargados con formas de lágrimas plateado serán perfectos. Muchas aprovechan para lucir perlas, pero no es lo más recomendado.

El maquillaje de nuevo debe de ser discreto, evitando sombras coloridas y labios rojos.

 

Mantillas
Mantillas para la semana santa

Relacionados por Etiquetas

Comentarios

Sin comentarios en este momento!

Deje su comentario

captcha-image
Domingo Lunes Martes Miércoles Jueves Viernes Sábado Enero Febrero Marzo Abril Mayo Junio Julio Agosto Septiembre Octubre Noviembre Diciembre